miércoles, 29 de julio de 2015

La Regla de Oro

Puedes cambiar o ignorar cualquier regla de este manual si no se ajusta a tu estilo de juego“.

En respuesta a lo escrito por Yachi en el blog de +Trece Tigres Studio en su artículo de "Me cago en la regla de oro" varias preguntas surgieron en mi cabeza, no es mi intención refutar lo dicho sino conocer el panorama en el cual la "regla de oro" genera polémica con tanta fuerza. 

Antes de continuar quiero aclara que la redacción de la regla de oro que aparece al inicio de la entrada es la misma que emplea Yachi, palabras más palabras menos pero en esencia es la idea.

De entrada me llama la atención el nombre, digo ¿"regla de oro"? ¿a quién se le ocurrió? pero lo cierto es que la "aceptación" de dicho término hace que me de cuenta de lo importante que es para la comunidad las reglas que integran un juego de rol dejando de lado la diversión y vivencia de la actividad en si misma.

Ahora me parece hay 2 bandos en torno a dicha regla, atacantes y defensores, cada bando esgrime argumentos que me parece son interesantes.


Por un lado a muchos la idea de que las reglas puedan ser cambiadas, alteradas o eliminadas les produce aversión ya que les parece que el juego esta "roto" y consideran que el juego debería jugarse de forma tal como viene en el reglamento, para algunos si es necesario modificar el juego entonces se debería buscar uno que no requiera dichas modificaciones.

A esta linea de participantes suele (como tendencia, habrá excepciones) parecerles que todas las reglas contribuyen a la vivencia del juego y que al eliminar alguna de forma arbitraria altera dicha vivencia.

Por otro lado el tener la libertad de ajustar las reglas a mi mesa de juego es lo que atrae a muchos ya que de esta forma el juego se hace "propio" y les permite tontear y explorar los alcances y límites del reglamento.

En ambos casos considero hay "Uso" de dicha regla, sea porque se decide ignorarla o porque se decide emplearla, en ambos casos buscando la vivencia de juego deseada.

Pero como con todo si ha "Uso" entonces también puede haber "Abuso" y esta situación se puede presentar en al menos dos formas, la primera son los llamados "rules lawyer" que emplean las reglas para justificar el abuso que cometen en el juego, la segunda son aquellas personas que cambian las reglas de forma que les beneficie.

Veamos un poco mas de este "Uso", en otras ocasiones he comentado en temas similares (por poner un ejemplo digamos "común) las reglas de carga de D&D y como mi grupo alegremente las ignora, en parte porque es un fastidio llevar un registro de los pesos de cada cosa para luego determinar si mi personaje tiene mucha carga y como afecta esto su movimiento, las penalidades a los skills de atletismo (saltar, trepar, nadar etc...) sin embargo como jugadores no abusamos de dicha libertad y cada personaje suele llevar de equipo lo necesario para funcionar (armas y armaduras claro, pero también herramientas de oficio) pero si los jugadores decidiéramos que nuestro personaje lleva cargadas 3 armaduras de placas completas, 4 espadas bastardas y 10 dagas dejaríamos de hacer "uso" para cometer "abuso"

Hace tiempo vi que alguien lanzo un documento donde daba las reglas para reemplazar el d20 en D&D por 3d6, en dicho documento exponía los cambios que eran necesarios para ajustar el reglamento a dicha modificación (como que el fallo crítico es 3 y el éxito critico es 18 entre otras cosas) si llego y les planteo el cambio a los participantes y de forma conjunta aceptamos dicho cambio nuevamente hay "uso"

Hace tiempo un amigo me comento que al jugar con un personaje de nivel 6 tenía los prerequisitos para una clase de prestigio, le comentó al master y este respondió que no podía hacer el cambio ya que se tenía que llegar a nivel 10 para poder tomar una clase de prestigio, aquí vemos "abuso" debido a que el mastar "agrego" una regla de la nada para tener un mayor control sobre los personajes de los jugadores.

La regla de oro viene a ser una herramienta incomoda, ya que permite tanto la experimentación como el abuso de un juego, de nada sirve negar que al experimentar se cometerán errores pero eventualmente también aciertos de los que pueden surgir nuevas ideas, métodos y juegos. En tanto del abuso no saldrá nada, ni para los participantes, ni para la comunidad ni para el hobby.

Hemos de admitir que quienes deseen deliberadamente abusar del juego no necesitan una regla que se los permita, si acaso les sirve para justificarse pero de poco sirve ante un grupo de participantes inconformes.

En este caso vale la pena ir a lo que los abogados llaman "el espíritu de la ley" que es una forma de explicar cuales son las circunstancias por las que una ley es creada y redactada de una forma en particular.

Creo que la primera persona que escribió dicha regla en su juego lo hizo con la meta de que al leerlo cada quien lo hiciera suyo, que no tuviera miedo de las reglas, que al modificar y eliminar las reglas pudiera eventualmente generar un juego nuevo (aquella paradoja del barco de Jason, si durante 25 años reemplazas las partes de un barco hasta que todas han sido reemplazadas ¿sigue siendo el mismo barco o es uno nuevo?) 

No diré nada nuevo si digo que la verdadera regla de oro debería apuntar a buscar la diversión de los participantes en lugar de señalar a las reglas.