viernes, 17 de julio de 2015

Jugando mal al Rol

Un tema con cierta recurrencia entre los jugadores es si se puede o no jugar mal rol, y aunque hay muchas formas de enfocar lo que esta "mal" me gustaría analizarlas de todas formas.

Primero hay que entender que si se puede hacer "mal" entonces también se puede hacer "bien", así que cuando jugamos "bien" eso significa que hay varias formas de interpretar ese calificativo.

Las Reglas
Un primer punto para definir como se juega es por las reglas y su implementación en la mesa y durante la sesión de juego.

Al jugar D&D en mi grupo jamás hemos considerado las reglas para capacidad de carga, pues me parece engorroso tener que llevar un control de los pesos de los diferentes artículos que lleva un personaje, ademas de tener que llevar un control de donde lleva los objetos mágicos.

Desde esta perspectiva al ignorar estas reglas estamos jugando mal, aunque algunos pueden argumentar que esas reglas son un dolor de cabeza otros pueden decir que fomenta el espíritu del "dungeon crawl" al limitar los recursos de los personajes.

Por otro lado hay que reconocer que al jugar D&D es MI juego, no en un sentido legal-comercial claro, pero si en el sentido de que cuando un grupo de personas se sientan a jugar hacen de ese juego algo propio y "suyo" así que si ese grupo quiere ignorar, modificar, agregar o alterar las reglas están en todo su derecho al buscar una experiencia especifica.

Otro extremo son los llamados "Rules Lawyers" que usan e imponen las reglas para justificar su abuso del reglamento a costa del grupo.

La Interpretación
Para muchos miembros de la comunidad la interpretación de un personaje es más importante, es por ello que consideran que jugar "bien" o "mal" depende de su interpretación del personaje, así un personaje que se definió como cobarde debe actuar de forma congruente.

Es agradable cuando juegas con un Paladín que es firme en sus creencias en toda prueba, que demuestra que solo son adversidades y que su fe es una roca, claro que a todos nos gustaría tener un personaje y jugador con ese grado de congruencia y sin duda suma a una sesión de rol.

Por otro lado todos hemos visto al personaje que esta buscando robar a sus compañeros, les ocultan información, y en general se comportan como asnos en la justificación de que así es su personaje.

Si bien en el primero hay "uso" en el segundo hay "abuso".

Reflexión
Hemos visto dos ejes en los que se suele medir el jugar "bien" y "mal" al rol, y en términos generales cada uno tiene sus pros y sus contras, por lo que podemos llegar a una conclusión un tanto tibia de que los extremos son malos.

Pero al ser el juego de rol una actividad tan compleja quedarnos con solamente dos líneas es simplificar demasiado.

El Grupo
Propiamente el grupo define lo que esta aceptado o no dentro de la mesa y el juego, y esta aceptación es variable entre grupos y mutable dentro de uno solo.

De un grupo a otro hay muchos cambios que incluyen pero no se limitan a la cantidad de participantes, el tiempo que lleven jugando, los juegos que han jugado, y claro a las personas propiamente hablando.

Cuando un grupo acepta una determinada conducta y rechaza otras están definiendo lo que es "bueno" y lo "malo", un jugador que quiere una sesión de matar-saquear-explorar entre un grupo que busca una experiencia de improvisar-intrigar-interpretar sin duda tendrá conflictos con el resto del grupo que esta un búsqueda de una experiencia distinta.

Lo interesante del ejemplo anterior es que el jugador puede estar jugando "bien" para los estándares de otros grupos, que busquen otras experiencias en otros juegos, pero en el grupo donde esta jugando será percibido como que juega "mal" ya que no busca la misma experiencia del resto.

¿Experiencia?
Una palabra común el mundo del rol, normalmente usada para referirse a la pericia, conocimiento o aprendizaje de un personaje y en este caso usada para referirse a la vivencia y expectativa de un juego de rol.

Hagamos una analogía, los diferentes juegos que hay de "Legend of Zelda" a mi en lo personal no me gustan (ninguno) eso no quiere decir que sean malos, hay gente que los espera-juega-y-rejuega precisamente porque le gustan y le parecen muy buenos.

Decir "No me gusta" es sencillo de decir, sin embargo el justificar con argumentos este desagrado se torna una tarea mucho mas compleja, pero para estos fines digamos que dicha serie de juegos no ofrece la "experiencia" que yo quiero sea porque algo le falta o algo tiene que no es de mi agrado.

Volviendo al tema, un jugador que juege "mal" puede ser que no este disfrutando del juego, de la temática, del tono, del grupo u otro factor.

Recordando dos situaciones similares con el grupo donde jugaba, alguien quiso dirigir una sesión de zombies, la verdad a mi no me interesa mucho dicho género y en el rol no me atrae, decidí ir con la corriente y armar un personaje relativamente sencillo, vi al resto de los jugadores emocionados y aportando al juego, pero yo me hice gradualmente mas irrelevante al no estar participando de forma activa, jugué pero no lo disfruté, use las reglas e interpreté a mi personaje pero igual estaba jugando "mal".

La otra situación fue similar solo que ahora el grupo quería jugar Twilight 2000, la temática no me atrajo mucho pero al igual que la vez anterior me deje llevar y arme un personaje, me divertí muchísimo durante la partida, participé de forma que eventualmente llegue a tener una escena en solitario la que contribuyo a cumplir los objetivos de la aventura, use las reglas e interpreté a mi personaje pero ahora lo hice "bien".

Estos dos párrafos me llevan al cuarto "eje"

Participar
Si algo considero puede definir el jugar "bien" o "mal" es justamente la participación de los jugadores.

Un jugador activo busca "hacer cosas" las que sean, investiga, pregunta, habla, revisa, consulta entre otras tantas cosas tanto como personaje y como jugador, se involucra con lo que esta haciendo porque lo esta disfrutando y todos hemos sido un jugador activo.

Un jugador inactivo hay que "arrastrarlo a hacer cosas" se muestra apático tanto como jugador y personaje, ¿porque? porque hay algo que le impide disfrutar lo que esta haciendo y los factores para este impedimento son tantos como jugadores hay y también todos hemos sido un jugador inactivo

No hay que confundir a un jugador inactivo con un jugador tímido, ya que este último no tiene la confianza necesaria para participar mas activamente, puede ser que sea nuevo en el grupo, que no conozca al rol, o simplemente que en su vida diaria sea tímido, en este caso es deber del grupo darle la confianza para "hacer" desde acciones en su personaje como preguntas de jugador.

Curiosamente todos hemos sido activos, inactivos o tímidos, recuerdo que cuando comencé a jugar no sabía muy bien de que trataba, que tenia que hacer y como tenia que hacerlo, sin embargo el grupo donde estaba me dio la confianza para preguntar de las reglas, para revisar los libros, para hacer preguntas de situaciones que no entendía a mitad de la sesión.

Conclusiones
Las Reglas y la Interpretación suelen ser dos puntos de vista recurrentes al momento de clasificar a un jugador "malo", he visto jugadores que no tienen ni idea de las reglas pero su interpretación y participación hacen que quiera tenerlos en mi mesa en cada juego.

Puedo tener una mesa llena de gente que no sabe las reglas o interpretar un personaje y no tendré mayores problemas como director, pero un solo jugador que no tiene ganas de participar puede hechar a perder el esfuerzo de todo un grupo.