martes, 2 de agosto de 2011

Como volver loco a un diseñador en 8 sencillos pasos

Leave a Comment
 un poco de humor que encontre en internet, dejo el original en este ¡Enlace!

1 - Microsoft Office

Cuando usted tenga que enviar a un diseñador gráfico un documento, asegúrese de que está hecho con un programa de Microsoft Office. versión PC si es posible. Si tiene que enviar fotos, usted tendrá más éxito en volverlo loco si, en lugar de simplemente enviar un archivo JPEG o un archivo RAW de cámara, incrusta las imágenes dentro de un documento de Microsoft Office como Word o Powerpoint.

No olvide de bajar la resolución a 72 dpi de modo que deba de ponerse en contacto de nuevo para una versión de mayor calidad. Cuando se les envíe el la versión "superior", asegúrese de que el tamaño es por lo menos 50% más pequeño. Y si usted está utilizando el correo electrónico para enviar las imágenes procure de vez en cuando que se le olvide adjuntar el archivo.

2 - Fuentes

Si el diseñador gráfico elige Helvética para una fuente, pida Arial. Si elige Arial, pida la Comic Sans. Si él elige Comic Sans, es que ya está medio loco, así que la mitad de su trabajo está hecho.

3 - Más es mejor

Digamos que usted desea un boletín. Los diseñadores gráficos siempre tratan de dejar espacio en blanco por todas partes. Un gran margen, el principal y el kerning de texto, etc Ellos le dirán que lo hacen porque es más fácil de leer, da una imagen más limpia y un aspecto profesional. Pero no crea en esas mentiras. La razón por la que hacen esto es para hacer el documento más grande, con más páginas, por lo que le cuesta más a la imprenta. ¿Por qué lo hacen? Debido a que los diseñadores gráficos te odian. También comen bebés, carne cruda de bebes. Así que asegúrese de pedirles que pongan más pequeños los márgenes y el texto muy, muy pequeño. Muchos diferentes tipos de letra también se sugieren (bonus si usted lo solicita Comic Sans, Arial o Sand). Solicite imágenes prediseñadas. Pregunte por muchas fotos (si usted no sabe cómo enviar, se refieren a # 1). Ellos tratarán de discutir y defender sus opciones, pero no se preocupe, al final el cliente siempre tiene la razón y cederá a sus peticiones.

4 - Logos

Si tiene que enviar un logotipo para un proyecto en particular, digamos de un patrocinador o socio, asegúrese de tenerlo muy, muy pequeño y en un gif de baja resolución o el formato jpeg. Una vez más, puntos de bonificación si se inserta en un documento de Word antes de enviarlo.

Ahora usted podría pensar que esto sería suficiente, pero si realmente quiere tener éxito en la reducción de la estabilidad mental de un diseñador gráfico, asegúrese de enviar una versión del logotipo en un fondo dificil de recortar. Fondo negro o blanco se debe evitar, ya que son fáciles de cortar con el estilo de capa oscurecer o aclarar en photoshop. Una vez que el diseñador gráfico este trabajando en que el logotipo de mapa de bits, digale que necesita que sea más grande. Si necesita un logotipo por encargo, haga su propio boceto en una servilleta. O mejor aún, haga que su niño 9 años de edad lo dibuje.

Su boceto no debe hacerse en más de 5 minutos. Usted no quiere hacer algo que sea detallado y fácil de entender, porque cuanto menos entiende el diseñador lo que quiere, más puede usted puede cambiar las cosas después. Nunca acepte el primer logo. Nunca acepte la novena, peda modificaciones diferentes en cuanto a colores, fuentes y clip art. Pregunte a añadir una imagen en el logotipo, Biseles, Gradientes, Comic Sans. Y cuando el diseñador se encuentra en su versión 10, hay que admitir que te gusta mas el segundo. Lo sé, es cruel, pero recuerda: los diseñadores gráficos son la principal causa del cáncer de mama entre las mujeres de mediana edad.

    

5 - Elección de las palabras

Al describir lo que quieres en un diseño, asegúrese de usar términos que realmente no quieren decir nada. Términos como "es un poco jazz" o "puede ser más webbish?". "Me gustaría que el diseño sea hermoso" o "prefiero buenos gráficos, los gráficos que, ya sabes, cuando ves sientes que te vas", Son otras opciones. No se sienta mal por ello, usted tiene el derecho. De hecho, es su deber porque todos sabemos que en las lunas llenas los diseñadores gráficos, cambiar de forma en hombres lobo.

6 - Colores

La mejor manera para que usted pueda escoger los colores (porque usted no quiere dejar que el diseñador gráfico elija) es escribir colores al azar en pedazos de papel, ponerlos en un sombrero y elegir. El diseñador gráfico le sugerirá a quedarse con 2 o 3 colores principales. ¡Pero no!, seleccione tantos como quiera, y asegúrese de hacer lo sombrero delante de él y mientras lo hace cante una canción muy molesta.

7 Plazos

Cuando es tu turno de aprobar el diseño, tómese su tiempo, no hay prisa. Tome dos días, tome seis. Con tal de cuando el plazo del proyecto se acerque, lo regrese al diseñador con mas correcciones y cambios de los que tiene tiempo de hacer. Despues de todo los diseñadores graficos son responsables de los ataques del 9/11

8 Acabelo

Una vez que haya aplicado esta lista en su víctima, es parte de la naturaleza humana (aunque alguno debatira si los diseñadores son humanos o no) sentirse un poco inseguro. Despues de darse cuenta de que no puede satisfacer sus necesidades, el diseñador grafico seguramente abandonara toda esperanza de ganar una discusion y hara todo lo que usted le diga sin preguntar. ¿lo quiere purpura? purpura sera, ¿seis fuentes diferentes? ¡seguro!

Aqui puede usted pensar que ha ganado pero no olvide el objetivo de esto, el tiene que retirarse del negocio asi que aliste el golpe descisivo, cuando este en los detalles finales digale que esta desilusionado de su falta de iniciativa, dígale que después de todo, él es el diseñador y que debería poner su experiencia y talento en el trabajo, no tú. Que se espera una mayor producción y consejos sobre el diseño de él. Digale que he tenido bastante con su falta de creatividad y que prefiere hacer sus propios diseños de Publisher en vez de pagar por sus servicios.

Y ahí lo tiene con esto debe tener a todo diseñador gráfico metido en una camisa de fuerza en poco tiempo.