martes, 18 de enero de 2011

Regresando al Dungeon

Si bien es cierto que durante mucho tiempo únicamente jugué D&D, también es cierto que tengo casi 2 años sin jugarlo.

antes tenia que ser el clérigo porque todos los demás eran fighters (y sus variables) y alguien tenia que curarlos, ahora soy el clérigo porque todos son rogues (y sus variantes) y alguien tiene que hacer las cosas que no son de skills (magia, combate, curación etc...)

estas sesiones me han dado al clérigo mas ofensivo que he jugado, no por la parte mecánica sino por la tendencia casi suicida con que aborda las situaciones y para muestra basta un botón.

primer encuentro, llega un dragon blanco escupiéndonos fuego, todos los sneaky's como ahora los llamamos, corrieron a esconderse dejando al clérigo y al warmage solos frente al dragón, lo primero que hice fue un fire shield asi que cada vez que me ataque el dragón se va a hacer daño de fuego y por ser de zona frías le va a hacer doble daño, así que la imagen de un clérigo con dos espadas rodeado de fuego gritándole a un dragón blanco "¡ven y muérdeme pedazo de porquería, la furia de Tyr caera sobre ti y abrasara tus huesos, ven y toma un pedazo de mi!" ya paso a formar parte de los recuerdos del grupo.

es muy extraño que además de ser el que cura ser también el que pega y lleva la principal parte ofensiva, cuando normalmente solo era el soporte.

después del encuentro con el dragón tratamos de acampar, a lo cual y firmes a las tradiciones dungeoneras hicimos guardias y afortunadamente uno de los guardias se dio cuenta de que estábamos rodeados por un grupo de 20 drows que nos querían sacar 20 piezas de oro a cada uno por "derecho de paso".

como personaje estaba todavía bañado en la sangre de dragón blanco y como jugador estaba todavía bañado en la sangre de dragón blanco ante lo cual solo me quedo castear "daylight" (los que no estén familiarizados los drows al ser subterraneos son susceptibles a fuentes de luz brillantes) y todos fueron afectados XD con lo cual derribe a su jefe y después de saquear su oro lo deje ir pese a las protestas de los demás

mientras se alejaban tuvo la ocurrencia de gritar una amenaza con lo cual se gano otro daylight para finalmente retirarse llorando

al día siguiente y después de caminar por un rato encontramos un campamento orco y siguiendo la tradición de los personajes cobardes tratamos de "negociar" nuestro paso, como de plano todos nuestros intentos por negociar fallaron (dicese que nuestros tiros por bluff, diplomacy e intimidate fracasaron miserablemente) nos atacaron y justo cuando llevábamos la ventaja los orcos se rindieron pero mientras se alejaban nos dan una ultima amenaza (otra vez) a lo cual solo pude responder con una carga blandiendo mis dos espadas y decapitando al jefe de los orcos mientras sus dos minions lloraban al ver a su jefe muerto

se que solo estoy narrando lo que estoy haciendo yo pero los demás solo alternan sus acciones en "yo me escondo" "le pego y le hago daño" "me muevo para hacer carga" la verdad no esta tan divertido como un clérigo que decapita orcos y ciega drows para robarlos para después dar ese dinero a un celestial

el master ya parece que le perdió el gusto a su propia aventura, no lo culpo pues por lo poco que me he interesado en saber el porque voy a donde sea que vaya por la razón que sea que este llendo si esta muy floja la aventura, lo bueno es que no me interese demasiado sino a lo mejor no lo estaría disfrutando tanto.

tal vez después los logre convencer de jugar classroom deathmatch para que se puedan matar entre si alegremente :bigsmile:


el resto de la sesiones ha sido muy standart, nada del otro mundo ni similares, lo que me deja con un sabor de boca agridulce, agrio porque mi personaje es unidimensional, solo una combinación de stats, feats, magias, skills, AC y HP, dulce porque ahora que se que mi personaje es unidimensional ya se que si se muere pues hago otro y listo, lo que facilita que aborde las situaciones de forma ¿audaz?, ¿imprudente? que importa, y en cuanto a la historia pues no me he interesado en eso, lo que importa es que estamos 3 niveles bajo tierra matando criaturas extrañas que han coexistido en perfecta armonía hasta nuestra llegada.

la verdad cuando entendí como jugar D&D todo resulto mas ameno, es una oportunidad de apagar el cerebro y dejarme llevar, se que este modo de juego no es para todos ni para todo momento, pero después de dirigir durante un rato me da gusto poder tomar un papel mas pasivo.



como sea ya elabore un decálogo personal de como jugar D&D

¿que hay que matarlo? lo mato
¿que hay que saquearlo? lo saqueo
¿que hay que robarlo? lo robo
¿que hay que intimidarlo? lo intimido
¿que hay que insultarlo? lo insulto

¿que hay que detenerlo? lo mato
¿que hay que recuperarlo? lo saqueo
¿que hay que regresarlo? lo robo
¿que hay que convencerlo? lo intimido
¿que hay que negociarlo? lo insulto


así si es fácil jugar D&D